La Región

Su ubicación y sus condiciones naturales han sido desde siempre motivo de fijación de poblaciones en esta región, encontrándose vestigios de ocupación desde la Prehistoria, en varios lugares del municipio.

De estos vestigios de ocupación, uno de los más importantes es la ciudad romana de Miróbriga, romanizada desde el siglo I a.C. hasta el siglo V d.C. Durante este período, se convirtió en la principal ciudad romana de la costa occidental al sur del Tajo, donde existía un foro con sus templos, termas y el único hipódromo romano conocido en Portugal. Incluso hoy en día, el sitio arqueológico de Miróbriga sigue siendo uno de los puntos turísticos más importantes de esta región.

Alrededor del siglo VIII, se cree que los moros alcanzaron el territorio, construyendo el castillo en la colina frente a la ciudad romana; incluso se piensa que el nombre Kassem (Cacém) está relacionado con la tribu que dominó esta región: los "ben Kassim".

La ocupación islámica terminó en 1217, cuando volvió definitivamente a manos de los cristianos, habiendo sido donada por el Rey D. Afonso II a la Orden de Santiago da Espada. El burgo medieval de Sant’Iago de Kassem ya era de gran importancia en el siglo XIII, y entre 1315 y 1336, por donación del Rey D. Dinis, la villa y el castillo pertenecieron a la princesa D.ª Vetácia Lascaris, princesa bizantina, dama de compañía y amiga de la reina Santa Isabel, que residió aquí y dejó algunas piezas únicas, como el bajorrelieve de "Santiago combatiendo a los moros", una obra maestra de la escultura medieval, y la reliquia de la Santa Madera.

Regresó a la Orden de Santiago después de su muerte y se convirtió en sede de municipio en 1512, fecha en que le fue concedida por D. Manuel I la carta de foral.
Después de la notable expansión urbana que experimentó en el siglo XVIII, el municipio se afirmó en la región durante las invasiones francesas, buscando concentrar en la zona de Melides/Comporta/Alcácer el mayor número posible de hombres armados. Algunas personas vinculadas a la Casa de Santiago desempeñaron roles cruciales en esta resistencia, entre ellas José Máximo Coelho Falcão, cuyo retrato aún se encuentra en la casa, y Carlos José Luzeiro de Reboredo, quinto abuelo del propietario actual.

Toda esta región era fundamentalmente agrícola, con una variedad de paisajes y cultivos casi únicos en el país, produciendo cereales, frutas, corcho y ganado. El municipio combina la cercanía a la playa, siendo las más cercanas a unos 10 minutos, con Melides a 15 minutos y Comporta a 30 minutos, ofreciendo un paisaje de gran variedad y belleza escénica.

En Santiago do Cacém y sus alrededores se encuentran lugares perfectos para la práctica de surf, buceo, senderismo, paseos en bicicleta, paseos a caballo, motocross, caza y pesca, además de excelentes productores de frutas y dulces tradicionales, artesanías, restaurantes y monumentos que merecen una visita cuidadosa. El centro histórico de Santiago do Cacém, con el castillo, la iglesia matriz de Santiago Maior y un conjunto único de casas señoriales aún en posesión de las mismas familias con conexiones a la Casa de Santiago, las ruinas romanas de Miróbriga con sus vistas, las quintas alrededor de la ciudad, excelentes ejemplos de quintas recreativas del siglo XVIII, son algunos lugares para conocer.

 

Entre y venga a conocer Casa de Santiago, un lugar único donde el pasado y el presente se combinan para una experiencia única e inolvidable.
Close